martes, 31 de mayo de 2011




Creí que se había apagado la llama,
Pensé que habías salido del todo,
,,,,, de mi corazón,,,,,
Pero,
¿Por qué me sentía tan vacío?
La respuesta a esa mi pregunta es:
Que te sigo amando
Con la misma intensidad,
Como te he amado desde el principio,
Que en mi estómago vuelan mariposas,
Y corren por mis venas,
Que en mi pecho ha despertado
Esa llama que dormitaba
A la espera de que regresaras
,,,,,Y la avivaras con tus besos,,,,,
Que mi corazón salta de felicidad extrema,
Que mi cuerpo arde,
Con el fuego que me provocas,
Porque, ahora sabe con seguridad
,,,,,Que mi amor es correspondido,,,,,
El destino está haciendo su trabajo
Como siempre he querido,
Y de nuevo la llama del Amor
Brota en mi pecho por mi amada
Pero con raíces más profundas,
Con cimientos Fuertes
,,,,,Y con un Amor más Intenso,,,,,

2 comentarios:

S. SoMeTeTe dijo...

Donde hubo llama queda la brasa y esa brasa puede_si se desea y quiere_ avivarse de nuevo.
Por lo que veo así debe ser.

Un saludo
S.

mey{MDP} dijo...

Sera necesario... Señor Sus letras me reconfortan... Gracias